Eduardo Augusto Ferro Bizzozero, de 69 años, ingresó al Ejército en el arma de ingenieros el 1º de marzo de 1964.

En 1968 asciende a alférez. En 1975, con el grado de capitán, comienza a operar en el centro de torturas “300 Carlos”, conocido como “El Infierno”.

Represor

En 1977 participa en los operativos del “Plan Cóndor” en la región. En 1978 es uno de los secuestradores de Lilián Celiberti y Universindo Rodríguez en Porto Alegre y su traslado ilegal a Montevideo.

Se trató del “Operativo Zapato Roto”, hecho en conjunto con los brasileños, bajo la responsabilidad de la compañía de contrainformación del Ejército uruguayo. “Fue lo que me tocó vivir”, dijo Ferro en Código País respecto a esa práctica.

Desde 1980 revistó en el Servicio de Información y Defensa (SID) y se supo que hasta 1982 actuaba encubierto en Argentina.

Ferro fue el responsable del espionaje militar a partidos políticos, sindicales y organizaciones sociales entre 1988 y 1991, según documentación que actualmente es analizada en una comisión investigadora de la Cámara de Diputados.

Ferro reapareció públicamente en diciembre de 2007 acompañando al fallecido dictador Gregorio Álvarez en su primera comparecencia ante la Justicia.

Presente

Ahora es investigado por el secuestro y la desaparición del militante sindical Óscar Tassino en 1977.

Tassino fue secuestrado en una casa ubicada en Máximo Tajes 6632 y luego llevado al centro clandestino de detención y tortura La Tablada o “300 Carlos”. Ferro dijo en Código País que no recordaba haber interrogado a Tassino.

La jueza penal de 10º turno, Dolores Sánchez solicitó la captura, nacional e internacional de Ferro. Fue citado dos veces en calidad de indagado y no se presentó.